Imagen publicitaria de la película Wonder. (wonder.movie)

A la hora de empezar a estudiar y preparar un examen, tenemos que tener en cuenta que la organización es uno de los elementos fundamentales. Y en esa organización, debes considerar todas las actividades que realizas a lo largo del día, pues estructurar un horario de trabajo es necesario y, por supuesto, debe ser un horario que puedas cumplir.

 

¿QUÉ ES UN ESQUEMA?

 

Es una forma de expresar gráfica, jerarquizada y simplificadamente las ideas principales de un texto y su relación entre ellas.

Dado que no todos los textos son iguales, hay distintos tipos de esquemas:

– Esquema de llaves: son muy útiles para distinguir a simple vista las relaciones entre las distintas ideas del texto.

– Cuadro sinóptico: muy recurrente para comparar elementos, ideas o conceptos.

– Diagrama: útil para representar un proceso, su evolución y las relaciones entre sus distintos elementos.

– Mapas conceptuales: muy eficaz para un aprendizaje ordenado y significativo.

 

¿CÓMO REALIZAR UN ESQUEMA?

 

Antes de realizar un esquema te aconsejamos realizar los siguientes pasos:

1.- Una lectura comprensiva del texto, sin detenerte en los detalles, localizando los aspectos más importantes. De esta manera, identificarás las distintas partes del textos, cómo está estructurado y el tema del mismo.

2.- A continuación, realiza una segunda lectura acompañada de subrayar las ideas principales.

3.- Una vez que hayas subrayado el texto y localizado las ideas principales y secundarias, procede a representarlas gráficamente, es decir, a realizar el esquema.

4.- Ahora sí, escribe todos los conceptos y jerarquízalos ordenándolos del más al menos inclusivo y del más general al más particular.

 

¿POR QUÉ UTILIZAR UN ESQUEMA PARA ESTUDIAR?

 

Utilizar esquemas tiene numerosos beneficios, entre los cuales cabe destacar:

− Aumentan el interés y la concentración.

− Favorecen la memorización comprensiva.

− Estructuran de forma lógica las ideas del tema, por lo que facilitan la comprensión.

− A simple vista se leen las ideas importantes y su estructuración, favoreciendo la memoria visual.

− Mejoran la capacidad de síntesis al conseguir una visión completa del tema.

 

Por todo esto y mucho más, te animamos a que incorpores la técnica del esquema en tu estudio diario. Hará que tu tiempo sea mucho más productivo.

Share This