Imagen publicitaria de la película Wonder. (wonder.movie)

Una técnica importante para el aprendizaje significativo es la elaboración de mapas conceptuales. Los mapas conceptuales sirven para darle significado a los conceptos y para descubrir las relaciones que existen entre ellos. Además, permiten exponer los contenidos de forma clara. Al utilizar esta técnica, los niños construyen sus conocimientos de modo progresivo, ordenado y significativo. Los mapas conceptuales son un instrumento muy útil para la profundización de los contenidos y el repaso, gracias a su representación gráfica.

 

¿Qué elementos conforman un mapa conceptual?

 

  • Los conceptos: imágenes mentales que tenemos de las palabras.
  • Las proposiciones: la relación semántica entre dos conceptos.
  • Las palabras de enlace: palabras que sirven de unión entre dos conceptos.

 

El mapa conceptual más sencillo sería el compuesto por dos conceptos unidos por una palabra enlace:

A partir de ahí, podemos añadir más información y también darle otra orientación:

Poco a poco se iría completando con la información.

 

¿Cómo elaborar un mapa conceptual?

 

Para elaborar un mapa conceptual debemos prestar atención a los siguientes pasos:

  1. Para empezar debemos hacer una lectura comprensiva del texto.
  2. A continuación, enmarcamos los conceptos importantes y subrayamos las palabras enlace que los unen.
  3. Después, escribiremos los conceptos que hemos marcado anteriormente ordenándolos del más general al más específico.
  4. Elaboraremos el mapa conceptual teniendo en cuenta que:
  • debemos formar proposiciones de concepto-enlace-concepto;
  • debemos colocar arriba el concepto más general;
  • podemos utilizar conexiones cruzadas.

 

Ahora que ya conoces todos los pasos, ¿te animas a hacer un mapa conceptual?

Share This