La homonimia es la coincidencia en cuanto a escritura o pronunciación entre dos palabras que tienen significados diferentes.

Ejemplo: vaca (hay que ordeñar a la vaca) y baca (pon la maleta en la baca del coche).

Existen distintos tipos de palabras homónimas:

  • Homófonas: son palabras que se pronuncian y suenan igual, pero su escritura y su significado son diferentes.

Ejemplo: Tuvo un accidente con la bicicleta. Cambió el tubo del fregadero porque estaba atascado.

Ejemplo: Según entró en la sala dijo: “¡Hola!”. Sorteó la ola con su tabla de surf.

  • Homógrafas: son palabras que se escriben y pronuncian igual, pero su significado no es el mismo.

Ejemplo: El gato está subido en el tejado. Usa el gato del coche para cambiar la rueda.

Ejemplo: El cura ofició la misa. La enfermera cura la herida antes de que se infecte.

 

Vamos a probar ahora con estos ejercicios a ver si nos ha quedado claro.