Imagen publicitaria de la película Wonder. (wonder.movie)

Sabemos que el ambiente escolar puede influir y condicionar el proceso de aprendizaje de nuestros alumnos, por lo que, crear un clima de aula adecuado es fundamental para que el trabajo fluya con facilidad, los resultados sean óptimos y nuestros alumnos aprendan y crezcan en un clima sano y feliz.

Es por ello que, como docentes, además de centrarnos en la enseñanza y aprendizaje de los contenidos de las distintas áreas, debemos fomentar también el desarrollo y adquisición de habilidades y valores tan importantes como la empatía, el respeto, la escucha, la tolerancia, el compañerismo, etc.

Las dinámicas de aula son unas herramientas muy efectivas para alcanzar este objetivo, ya que, a través de su realización, podremos aumentar el grado de cohesión de los miembros que componen el grupo, reforzar su sentido de pertenencia al mismo y, así, favorecer una relación entre iguales satisfactoria.

A continuación, os presentamos una dinámica que os ayudará a descubrir cómo son las relaciones entre los niños de vuestro grupo y, de esta manera, trabajar para mejorarla, a la vez que vuestros alumnos desarrollan su capacidad de empatía.

 

EL TRUEQUE DE UN SECRETO

Objetivo: crear mayor empatía entre los compañeros.

Tiempo necesario: aproximadamente,  45 minutos.

Material: lápiz y hojas.

Desarrollo:     

 

  1. Distribuye una hoja de papel a cada uno de los alumnos.
  2. Cada uno de ellos, deberá describir las dificultades que siente a la hora de relacionarse con las demás personas del grupo y que, sin embargo, no se siente capaz de exponer oralmente. (Debes dejar claro que todo lo que escriban será anónimo, para que ellos sientan una mayor confianza de que pueden expresarse libremente. Que escriban con mayúsculas, traten de cambiar la letra, …).
  3. Pídeles que, una vez hayan terminado de escribir, todos doblen la hoja de la misma forma para que nadie pueda reconocer de quién es cada una.
  4. Recógelas todas, mézclalas y reparte una a cada uno nuevamente.
  5. Pídeles que abran la hoja que les ha tocado y que cada uno asuma la dificultad que les ha tocado como si fuera suya, esforzándose por comprenderla.
  6. Cada uno deberá leer en voz alta lo que le ha tocada, siempre usando la primera persona “yo” y haciendo las adaptaciones necesarias para proponer una solución.
  7. Pídeles que representen el conflicto, les será más fácil meterse en la piel del otro.
  8. Finalmente, haz una reflexión y comenta las reacciones de tus alumnos, seguro será una experiencia muy interesante.
Share This